PRODUCCIONES LA CHARI

PRODUCTORA DE DISEÑO Y VIDEO HD DE SEVILLA

Por Elizabeth Mirabal Llorens (Marzo 2008)

Las penumbras crean un ambiente onírico, para nada casual, en un restaurante en el que una pareja permanece esperando la cuenta. En esencia, con esos componentes Milena Almira ha dado forma a un corto de ficción -El grito- en el cual la historia no es lo que parece ser.

Todavía, no ha sucedido lo que se muestra como presente, sin embargo, olvidamos ese recurso porque no sólo escuchamos, sino que vemos lo venidero y eso, nos hace olvidar que estamos en presencia de una prolepsis y que se trata de una invención, un sueño, una posibilidad, pero no un hecho.
Ese único parlamento final que trastoca el sentido del relato anterior, ya merece un aplauso. La obra se sustenta en el relato que propone. La trama se bifurca y todo el presagio se convierte en la acción por venir, de manera que hemos asistido a lo planeado y lo futuro, ambas cosas a un tiempo. El empleo de la elipsis como elemento de suspense narrativo y el humor, hacen de este filme una obra sólida que no requiere, ni más ni menos, sólo de lo que ha hecho uso.
Nos recuerda que el mundo no sólo está al revés en los sueños, sino que también podemos encontrarlo así cuando hemos abierto los ojos. ¿Quién da más miedo, él o ella? Pasados cuatro minutos, lo sabrá el espectador. Y como el arte es largo, pero la vida es breve, hagamos honor a ese fugaz instante que nos roba El grito, escribiendo lo indispensable para no provocar el tedio.

Fuente: Boletín cinematográfico "Bisiesto" -de la Muestra de Nuevos Realizadores- 
http://www.cubacine.cult.cu/muestrajoven/bisi/bis715.htm